AUN NO

 

He llegado ante mí
al desembarco en el río de sol
y desensillo mis maderas quebrachas
pues me urge un paseo lento
por el otro lado de las puertas.

Pájaros de alas blandas meditan en lo alto 
un cielo enfermo que pellizca con el barro infinito de mis ojos.
Las lunas jadean / jadean lágrimas calientes.
Aguas pobladas por la nitidez de la piedra
y el cristal que se empecina en no hablar
para verme malabarista y carpintero
con la risa a carcajada que no siempre tuve.

Pasar al otro lado de mí,
recorrerme todo entero y
habitarme en los días que fui o seré el otro
con otra barcaza / otro río / otro sol
            otras puertas

desmochilado de toda pesadumbre,
no ahogado en la risa del imbécil,
           
coro y corro y corro
para no despertar 
            no ver / no morir /
            no morir /
            no debo morir

porque sólo hay un día para merecer la muerte

... y aún no la amo. 

Osvaldo Spoltore

 pág. anterior

volver a sumario

pág. siguiente